CAPITULO III

De la aceptacion y de la repudiacion de la herencia

Articulo 1653. Pueden aceptar o repudiar la herencia todos los que tiene la libre disposicion de los bienes.

Articulo 1654. La herencia dejada a los menores y demas incapacitados sera aceptada por sus tutores, quienes podran repudiarla con autorizacion judicial, previa audiencia del Ministerio Publico.

Articulo 1655. La mujer casada no necesita la autorizacion del marido para aceptar o repudiar la herencia que le corresponda. La herencia comun sera aceptada o repudiada por los dos conyuges, y en caso de discrepancia, resolvera el juez.

Articulo 1656. La aceptacion puede ser expresa o tacita. Es expresa la aceptacion si el heredero acepta con palabras terminantes, y tacita, si ejecuta algunos hechos de que se deduzca necesariamente la intencion de aceptar, o aquellos que no podria ejecutar sino con su calidad de heredero.

Articulo 1657. Ninguno puede aceptar o repudiar la herencia en parte, con plazo o condicionalmente.

Articulo 1658. Si los herederos no se convinieren sobre la aceptacion o repudiacion, podran aceptar unos y repudiar otros.

Articulo 1659. Si el heredero fallece sin aceptar o repudiar la herencia, el derecho de hacerlo se transmite a sus sucesores.

Articulo 1660. Los efectos de la aceptacion o repudiacion de la herencia se retrotraen siempre a la fecha de la muerte de la persona a quien se hereda.

Articulo 1661. La repudiacion debe ser expresa y hacerse por escrito ante el juez, o por medio de instrumento publico otorgado ante Notario, cuando el heredero no se encuentre en el lugar del juicio.

Articulo 1662. La repudiacion no priva al que la hace, si no es heredero ejecutor, del derecho de reclamar los legados que se le hubieren dejado.

Articulo 1663. El que es llamado a una misma herencia por testamento y abintestado, y la repudia por el primer titulo, se entiende haberla repudiado por los dos.

Articulo 1664. El que repudia el derecho de suceder por intestado sin tener noticia de su titulo testamentario, puede en virtud de este, aceptar la herencia.

Articulo 1665. Ninguno puede renunciar la sucesion de persona viva, ni enajenar los derechos que eventualmente pueda tener a su herencia.

Articulo 1666. Nadie puede aceptar ni repudiar sin estar cierto de la muerte de aquel de cuya herencia se trate.

Articulo 1667. Conocida la muerte de aquel a quien se hereda, se puede renunciar la herencia dejada bajo condicion, aunque esta no se haya cumplido.

Articulo 1668. Las personas morales capaces de adquirir pueden, por conducto de representantes legitimos, aceptar o repudiar herencias; pero tratandose de corporaciones de caracter oficial o de instituciones de Beneficencia Privada, no pueden repudiar la herencia, las primeras, sin aprobacion judicial, previa audiencia del Ministerio Publico, y las segundas, sin sujetarse a las disposiciones relativas de la Ley de Beneficencia Privada.

Los establecimientos publicos no pueden aceptar ni repudiar herencias sin aprobacion de la autoridad administrativa superior de quien dependan.

Articulo 1669. Cuando alguno tuviere interes en que el heredero declare si acepta o repudia la herencia, podra pedir, pasados nueve dias de la apertura de esta, que el juez fije al heredero un plazo, que no excedera de un mes, para que dentro de el haga su declaracion, apercibiendo de que si no la hace se tendra la herencia por aceptada.

Articulo 1670. La aceptacion y la repudiacion, una vez hechas, son irrevocables, y no pueden ser impugnadas sino en los casos de dolo o violencia.

Articulo 1671. El heredero puede revocar la aceptacion o la repudiacion cuando por un testamento desconocido, al tiempo de hacerla, se altera la cantidad o calidad de la herencia.

Articulo 1672. En el caso del articulo anterior, si el heredero revoca la aceptacion, devolvera todo lo que hubiere percibido de la herencia, observandose respecto de los frutos, las reglas relativas a los poseedores.

Articulo 1673. Si el heredero repudia la herencia en perjuicio de sus acreedores, pueden estos pedir al juez que los autorice para aceptar en nombre de aquel.

Articulo 1674. En el caso del articulo anterior, la aceptacion solo aprovechara a los acreedores para el pago de sus creditos; pero si la herencia excediere del importe de estos, el exceso pertenecera a quien llame la ley, y en ningun caso al que hizo la renuncia.

Articulo 1675. Los acreedores cuyos creditos fueren posteriores a la repudiacion, no pueden ejercer el derecho que les concede el articulo 1673.

Articulo 1676. El que por la repudiacion de la herencia debe entrar en ella, podra impedir que la acepten los acreedores, pagando a estos, los creditos que tienen contra el que la repudio.

Articulo 1677. El que a instancias de un legatario o acreedor hereditario, haya sido declarado heredero, sera considerado como tal por los demas, sin necesidad de nuevo juicio.

Articulo 1678. La aceptacion en ningun caso produce confusion de los bienes del autor de la herencia y de los herederos, porque toda herencia se entiende aceptada a beneficio de inventario, aunque no se exprese.


Last HTML revision: 6 May, 1995.

W.F.M.